Película La Cristiada, una razón para ver el pasado y ponerse de píe en el presente

Película La Cristiada, una razón para ver el pasado y ponerse de píe en el presente

La CRISTIADA narra la época de la persecución a la Iglesia católica entre los años 1926 y 1929, a cargo del presidente Plutarco Elías calles.   La película es dirigida por el estadounidense Dean Wright. Y entre los actores reconocidos que aparecen en la cinta están: Andy Garcia, Rubén Blades, Peter O’toole, Santiago Cabrera, Eva Longoría, Catalina Sandino Moreno,  Eduardo Verástegui, Karime Lozano, Oscar Isaac y muchos más.

La casa  productora  es dos corazones films, misma que anteriormente sacó en dibujos animados y en 3D, EL GRAN MILAGRO.

La película llega en un momento fuerte para México, ya que recientemente se tuvo la visita del Papa Benedicto XVI, y también fue aceptada la reforma al artículo 24 de la Constitución política mexicana donde concede libertad de culto. Recordando que no se tenía propiamente dicho y también recordar que hasta hace algunos años los sacerdotes no podían andar por la calle con camisa clerical y mucho menos con sotana, ya que eran acreedores de una multa.

La película a mi manera de ver desvela las vidas del presidente Plutarco Elías Calles, interpretado por el cantante y también actor Rubén Blades, el general Enrique Gorostieta, interpretado por  Andy Garcia, el beato José Luis Sanchez del Río, interpretado por el niño Mauricio Kuri y claro está el pueblo mexicano católico que se levantó en armas cuando las tropas del gobierno expatriaron a los sacerdotes extranjeros, obispos y cuando comenzaron a quemar, cerrar y a saquear iglesias.

LO BUENO.

La película tiene un buen guión que lleva a conocer como se fueron dando los acontecimientos de la llamada guerra cristera. Y no se puede decir nada negativo con respecto al vestuario, la fotografía y escenarios, son de la mejor calidad. Claro está que todo esto fue posible ya que hasta el 2011 Cristiada era la película mexicana en la que más dinero se había invertido para la producción. Se menciona que fueron 110 millones invertidos en el proyecto. Simplemente podemos decir que en cuestión técnica supero las expectativas. Lo bueno que también puedo rescatar, es que la película presenta la vida virtuosa de los grandes hombres que tomaron las armas para defender su fe. Podemos ver algunos rasgos de la vida de los beatos Anacleto González Flores y el niño José Luis Sánchez del Río y que gracias a la entrega de este último y la entrega del padre Jorge Reyes Vega que es interpretado por el chileno Santiago Cabrera, al final el general Enrique Gorostieta pide la confesión después de que solamente participaba de la guerra por pura conveniencia personal.

LO RARO.

La película no goza de muchos efectos especiales, muy a pesar de haber sido dirigida por el muchas veces nominado a premios y ganador de un Oscar en el 2004 por efectos especiales y visuales Dean Wright. Al no gozar de tantos efectos le hace ver más realismo. Aunque por ahí en algunas partes se vea la mano Holywoodense en escenas donde hay disparos, como en la que el Cristero Victoriano Ramírez interpretado por el guatemalteco Oscar Isaac, se gana el apodo del 14 por matar a estos mismos él sólo.  Pero estos tintes de acción le hacen también entretenida y a la vez ilustrativa sobre aquel acontecimiento. Lo raro es que también muchas personas esperan ver particularmente de forma detallada la vida de muchos cristeros que ahora son santos y otros beatos, pero la película no se basa totalmente en ellos. Por ahí se ve algo de la forma como torturaron a los dos beatos interpretados por Verástegui y Kuri pero son los únicos que salen.

LO MALO.

En la actualidad se pide tolerancia para muchos aspectos que van en contra de la moral cristiana, pero cuando se trata hablar de religión y de derechos humanos se le calla la boca a los consagrados. En México todavía se tienen leyes que prohíben a la Iglesia tener concesiones de radio o de televisión y eso demuestra que vivimos sometidos a algunas partes de esas leyes que se promulgaron en contra de la fe católica. Lo malo será que mucha gente vea esta película y no levante la voz contra los que son opresores y odian a Dios y a la Iglesia. El gobierno de aquel entonces sigue aun con las mismas ideas, pero con diferente nombre; de nosotros depende si queremos que realmente se lleve a cabo la tolerancia y que nos otorguen la libertad de religión y no simplemente derecho de culto. No veamos esta película solamente para entretenernos, sino para hacer conciencia y exigir libertad de religión.

Podemos decir con toda seguridad que lo que gozamos ahora con respecto a la religión se debe a los miles de cristeros que dieron su vida por amor a la Virgen María y a Cristo Rey.

Viva Cristo Rey !!!

Por P. Modesto Lule msp

Twitter: @ModestoLule

Facebook: ModestoLuleZ



Comentarios cerrados.