Vaticano: Wesolowski culpable de abusos

Vaticano: Wesolowski culpable de abusos

Culpable de abuso contra menores. Esa es la sentencia de los tribunales canónicos del Vaticano contra el ex nuncio apostólico en República Dominicana, Josef Wesolowski. La Congregación para la Doctrina de la Fe de la Santa Sede emitió la condena más grave que podría aplicarse a un sacerdote: la dimisión del estado clerical. En práctica una expulsión del sacerdocio.

Según informó hoy la sala de prensa vaticana, ese fue el resultado del primer grado de juicio en el proceso contra el diplomático polaco. Ahora el acusado tiene dos meses de tiempo para apelar. Si lo hace, se deberá estudiar su recurso antes que la sentencia sea considerada definitiva. De otra manera, pasados los 60 días, la sanción se convertirá en efectiva.

Pero no todo terminará ahí, porque ni bien concluya el proceso canónico, Wesolowski deberá afrontar otro juicio –por el mismo delito- en los tribunales civiles del Estado de la Ciudad del Vaticano. Así lo confirmó el portavoz de la Sede Apostólica, Federico Lombardi. Ante un grupo de periodistas, señaló que el procedimiento penal ante los órganos judiciales vaticanos proseguirá ni bien será definitiva la sentencia canónica.

“Casos como este no se dan muy a menudo, de hecho nunca antes se habían dado”, precisó el sacerdote jesuita. Y tiene razón. Nunca antes en la historia del Estado pontificio un clérigo había sido enjuiciado por el mismo crimen tanto en los tribunales eclesiásticos, como en los tribunales civiles vaticanos.

Este es un caso sin precedentes, que explotó en agosto de 2013 cuando el entonces nuncio fue convocado de imprevisto a Roma. En julio anterior, el Papa Francisco había recibido un amplio informe que contenía acusaciones de abusos contra menores y otras cuestiones. Por eso decidió revocarle su misión diplomática, que abandonó de manera sorpresiva el 21 de agosto.

En esos días la televisión de República Dominicana emitió un reportaje que informó sobre las costumbres “non sanctas” del ex embajador. El escándalo rebasó las fronteras y sacudió a la Iglesia a nivel internacional. En septiembre, la justicia del país centroamericano abrió una investigación. Por esos días también el Vaticano anunció el inicio de un proceso en sus tribunales de la Doctrina de la Fe.

Tras meses de espera llegó la sentencia, que cuenta con el aval del Papa Francisco, el cual ha sido informado paso a paso. De hecho él mismo, hablando con los periodistas a bordo del avión papal en su último viaje apostólico a Tierra Santa, había confirmado que al menos tres obispos estaban siendo investigados por supuestos casos de abuso. “Nadie va a tener privilegios”, advirtió entonces.

En los últimos días se levantó una polémica luego que el obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Santo Domingo, Víctor Masalles, denunció a través de la red social Twitter que había visto a Wesolowski pasearse por las calles de la capital italiana, no obstante el proceso en su contra.

“Para mí fue una sorpresa ver a Wesolowski pasearse por la Via della Scrofa en Roma. El silencio de la Iglesia ha herido al pueblo de Dios”, señaló el clérigo en su cuenta @VictorMasalles.

Al respecto, el comunicado vaticano precisó: “Con referencia a algunas noticias aparecidas recientemente en los medios masivos, se precisa que -hasta ahora-, Mons. Wesolowski ha gozado de una relativa libertad de movimiento, en espera que la Congregación para la Doctrina de la Fe procediese a verificar el fundamento de las acusaciones movidas en su contra”.

Es decir, reconoció que el imputado estaba libre. De hecho, según pudo saber Vatican Insider, él reside actualmente en la Casa del Clero de Via della Scrofa, una residencia para religiosos y sacerdotes ubicada a unos pasos de Piazza Navona, propiedad de la misma Santa Sede.

No obstante, la nota añadió: “Teniendo en cuenta la sentencia ahora pronunciada, serán adoptadas contra el ex nuncio todas las medidas adecuadas a la gravedad del caso”.

Lombardi estableció que en los próximos días las autoridades vaticanas establecerán precisamente a qué se refieren estas “medidas adecuadas”, las cuales pueden incluir algún tipo de privación de la libertad.

La justicia de la República Dominicana no ha quitado el dedo del renglón y aunque tenía la voluntad de enjuiciar a Wesolowski en sus tribunales, todo indica que finalmente será procesado bajo la jurisdicción del Vaticano. Pero todavía queda una duda: ¿Bajo qué ley será procesado? No se le podrá aplicar la legislación sobre la materia que aprobó el Papa Francisco en julio de 2013.

En esa normativa por primera vez se tipificó el delito de abuso de menor, en el ordenamiento jurídico civil del Estado papal. Pero la misma no puede ser retroactiva y los ataques del ex nuncio se verificaron mucho antes de su entrada en vigor. “El hecho que esa ley se haya aprobado después, no quiere decir que antes no hubiesen leyes que podrían aplicarse. Seguramente se encontrará una solución”, precisó Lombardi.

COMUNICADO DE LA SALA DE PRENSA DEL VATICANO

El primer grado de juicio del proceso canónico a cargo del ex nuncio apostólico en la República Dominicana, Josef Wesolowski, concluyó en estos días en la Congregación para la Doctrina de la Fe con una sentencia de condena a la dimisión del estado clerical. El acusado tiene ahora dos meses de tiempo para proponer una eventual apelación.

El procedimiento penal ante los órganos judiciales vaticanos proseguirá apenas será definitiva la sentencia canónica. Finalmente, con respecto a algunas noticias aparecidas recientemente en los medios de comunicación, se precisa que hasta ahora Mons. Wesolowski ha gozado de una relativa libertad de movimiento en espera que la Congregación para la Doctrina de la Fe procediese a verificar el fundamento de las acusaciones movidas en su contra.

Teniendo en cuenta ahora la sentencia pronunciada por el mencionado dicasterio, serán adoptadas contra el ex nuncio todas las medidas adecuadas a la gravedad del caso.

Del Vatican Insider

http://infocatolica.com/blog/sacroprofano.php



Comentarios cerrados.