Fray Junípero Serra al honor de los altares

Fray Junípero Serra al honor de los altares

Evangelizó a los indígenas en México. Fundó las misiones que dieron vida a las más importantes ciudades de la costa oeste de los Estados Unidos. Y el Papa lo elevará al honor de los altares como santo de la Iglesia. Se trata del beato de origen español fray Junípero Serra Ferrer. Francisco mismo anunció su canonización y alimentó la expectativa ante una eventual visita suya a California, donde se encuentran los restos mortales del fraile.

De manera sorpresiva y durante una conversación con periodistas a bordo del avión papal que lo condujo de Sri Lanka a Filipinas este jueves, el líder católico anticipó que la ceremonia de canonización la presidirá él mismo en septiembre próximo en su viaje apostólico a la Unión Americana.

El caso de Serra salió a relucir cuando habló de las llamadas “canonizaciones equipolentes”, esos reconocimientos como santos que ha autorizado para beatos saltándose la normativa eclesiástica que exige la comprobación de un “milagro” para hacerlo.

“Cuando desde hace mucho tiempo un hombre o una mujer son beatos y se cuenta con la veneración del pueblo de Dios, y de hecho son venerados como santos; no se hace el proceso sobre el milagro”, explicó.

Recordó que ha decidido echar mano de esa potestad que tiene como Papa para elevar al honor de los altares sin “milagros” a grandes misioneros como Angela da Foligno, Pietro Favre, el  santo brasileño fundador de Sao Paolo y José Vaz, evangelizador de la antigua Ceilán, que canonizó este miércoles 14 en Colombo, capital de Sri Lanka.

Aunque no ofreció mayores detalles, el anunció del reconocimiento como santo de Junípero Serra despertó expectativas sobre la posibilidad que el pontífice incluya una etapa en la costa oeste de los Estados Unidos durante su gira de septiembre. Por ahora sólo está confirmado oficialmente que visitará Filadelfia para participar en la Jornada Mundial de la Familia, prevista en esa ciudad del 22 al 27 de septiembre.

No obstante, diversas fuentes eclesiásticas dan por seguro su paso por Nueva York y Washington. Esas tres ciudades se encuentran en la costa este, pero la tumba de fray Junípero Serra se ubica del otro lado del país, en la basílica de la Misión de San Carlos en California, cerca de la localidad de Monterey y a medio camino entre Los Ángeles y San Francisco.

Según la tradición las canonizaciones tienen lugar en el principal espacio de acción del nuevo santo y, en todo caso, en la diócesis donde se inició su camino a los altares y que suele coincidir con el lugar de su muerte. Por ahora la Santa Sede mantiene prudencia. Días atrás el portavoz Federico Lombardi aclaró al Vatican Insider que el programa papal en Estados Unidos todavía debe delinearse y precisó que sólo informará sobre el mismo cuando sea definitivo.

Nacido el 24 de noviembre de 1713 en la villa de Petra de Mallorca (España), el fraile Serra viajó de Cádiz a la Nueva España, actual México, en 1749. Prestó servicio en el Colegio de Misioneros de San Fernando de la capital mexicana antes de ser enviado a la Sierra Gorda de Querétaro.

En la misión  Santiago Xalpan se dedicó a evangelizar indígenas pames durante nueve años y luego regresó a la Ciudad de México, desde donde partió con destino a la Alta California encabezando un grupo de 16 frailes, en julio de 1767.

Como responsable religioso de la zona, fray Junípero impulsó la creación de varios pueblos misión. Al momento de su muerte, el  28 de agosto de 1784, los nueve asentamientos por él establecidos acogían a unos cinco mil 800 nativos, la mayoría de ellos bautizados. De estas poblaciones surgirían con el paso del tiempo las grandes ciudades de California como Los Ángeles, San Diego, San Francisco y Sacramento.

Del Vatican Insider

http://archivo.e-consulta.com/blogs/sacroyprofano/



Comentarios cerrados.