Estudiantes en vacaciones

Estudiantes en vacaciones

Los niños, adolescentes y jóvenes que son estudiantes, están de vacaciones. Es importante este tiempo, tan importante como el tiempo escolar, a fin de saberlo aprovechar.

Cultiven la alegría de ser útiles, tanto en casa como fuera de casa. La edad y la situación familiar son algunos de los factores a tener en cuenta para la especificación de los servicios a realizar. La clave es que estén en familia no sólo para recibir sino también para dar y con alegría.

Ayuden a sus padres, lo mismo que a sus hermanos menores. Soy consciente de que algunos de ustedes asumen responsabilidades fuertes en el hogar.

No descuiden la lectura y el estudio, así como el aprendizaje y ejercicio de tareas no plenamente atendidas durante el año escolar.

Tampoco descuiden el ejercicio físico, el deporte, armónicamente integrado al desarrollo total de su persona.

Condúzcanse con rectitud, hagan el bien, sean solidarios con los más necesitados. Pueden organizarse en grupo dentro del barrio, colonia o parroquia para obras de beneficio social.

La vida de fe y de oración no están reñidas con su edad. Tengan en cuenta personas que han vivido el heroísmo de sus virtudes y son reconocidos por su santidad en su tierna edad, como los Niños tlaxcaltecas o santa María Goretti, o san Luis Gonzaga, o santo Domingo Savio. Lean cada día un texto de la Sagrada Escritura en espíritu de oración. Decídanse a vivir santamente, como hermanos y amigos de Jesús. Den testimonio de una alegría de vivir y que sea sana, servicial y fecunda.



Comentarios cerrados.