Declaración católico-ortodoxa

Declaración católico-ortodoxa

Durante el encuentro histórico entre el papa Francisco y el Patriarca Kiril de Moscú, celebrado en Cuba el 12 de febrero, antes del viaje apostólico a México, ambos firmaron una Declaración conjunta. Presento un extracto de sus treinta puntos:

  1. -Damos gracias a Dios, glorificado en la Santísima Trinidad, por este encuentro, el primero en la historia.
  2. -Dirigimos nuestras palabras a todas las naciones de América Latina y de otros continentes.
  3. -Sentimos la necesidad de colaboración entre católicos y ortodoxos, que deben estar siempre preparados para responder a cualquiera que les pida razón de la esperanza.
  4. -Compartimos la Tradición espiritual común del primer milenio del cristianismo. Los testigos de esta Tradición son la Virgen María y los santos.
  5. -Lamentamos la pérdida de la unidad, consecuencia de la debilidad y la pecaminosidad humana.
  6. -Esperamos que nuestro encuentro contribuya a la obtención de la unidad mandada por Dios.
  7. -Haremos lo necesario para superar las diferencias históricas heredadas y queremos reunir nuestros esfuerzos a fin de dar testimonio del Evangelio.
  8. -Nuestra atención está dirigida principalmente hacia aquellas regiones del mundo donde los cristianos están sometidos a persecución.
  9. -Hacemos un llamamiento a la comunidad internacional a tomar medidas inmediatas para evitar un mayor desplazamiento de los cristianos de Oriente Medio.
  10. -Hacemos un llamamiento a la comunidad internacional a unirse para poner fin a la violencia y al terrorismo.
  11. -Hacemos un llamamiento a los países involucrados en la lucha contra el terrorismo, a todos los cristianos y a todos los creyentes para rezar al Señor, que no permita una guerra mundial.
  12. -Admiramos la valentía de aquellos que entregan sus vidas prefiriendo la muerte ante la abjuración de Cristo.
  13. -Los intentos de justificar actos criminales por consignas religiosas son absolutamente inaceptables.
  14. -Damos gracias a Dios por el renacimiento de la fe cristiana en Rusia y Europa del Este, donde han gobernado regímenes ateos.
  15. -Estamos preocupados por la limitación de los derechos de los cristianos y la discriminación contra ellos.
  16. -Hacemos un llamamiento para que Europa mantenga su alma formada por dos mil años de tradición cristiana.
  17. -El consumo incontrolado en algunos estados más desarrollados, agota los recursos del planeta.
  18. -Las Iglesias cristianas están llamadas a defender la justicia, el respeto a las tradiciones y la solidaridad con los que sufren.
  19. -Estamos preocupados por la crisis de la familia en muchos países.
  20. -La familia es fundada sobre el matrimonio entre un hombre y una mujer. Lamentamos que otras formas de convivencia se equiparan con esta unión.
  21. -Millones de bebés están privados de la propia posibilidad de aparecer a la luz. La sangre de los niños no nacidos pide a gritos a Dios que haga justicia.
  22. -Queremos dirigir unas palabras a la juventud cristiana. No tengan miedo de ir contra la corriente, defendiendo la verdad de Dios, con la que no siempre se ajustan las normas seculares modernas.
  23. -Eduquen a los niños en la fe cristiana para entregarles la fe que recibieron de sus antepasados.
  24. -Instamos a los católicos y a los ortodoxos de todo el mundo para aprender a vivir juntos en paz, amor y armonía unos con otros.
  25. -Que nuestro encuentro contribuya a la reconciliación entre greco-católicos y ortodoxos.
  26. -Instamos a nuestras Iglesias en Ucrania a abstenerse de participar en la confrontación.
  27. -Que la división entre los creyentes ortodoxos en Ucrania sea vencida sobre la base de las normas canónicas.
  28. -Este mundo, en el que se están socavando los fundamentos morales de la existencia humana, espera de nosotros el fuerte testimonio cristiano en la vida personal y social.
  29. -Que Jesucristo nos ayude en el anuncio valiente de la verdad de Dios y de la Buena Noticia.
  30. -Nos dirigimos con esperanza a la Madre de Dios con las palabras de la antigua oración: Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios.

Durante la firma de la Declaración, el papa Francisco expresó: “Hablamos de nuestras Iglesias, y coincidimos en que la unidad se hace caminando. Hablamos claramente, sin medias palabras, y he sentido la consolación del Espíritu en este diálogo. Hemos salido con una serie de iniciativas que creo que son viables y se podrán realizar”.

Por su parte, el Patriarca Kiril afirmó: “Los resultados de la conversación me permiten asegurar que actualmente, las dos Iglesias pueden cooperar conjuntamente defendiendo a los cristianos en todo el mundo; y con plena responsabilidad, trabajar conjuntamente, para que no haya guerra, para que la vida humana se respete en todo el mundo y para que se fortalezcan las bases de la moral personal, familiar y social”.

Este valioso documento, fruto del encuentro entre cristianos, constituye una apremiante voz de alerta etiquetada para toda la humanidad ante serios e inminentes peligros.

www.verycreer.com



Comentarios cerrados.