Mi madre biológica era una niña con Síndrome de Down

Mi madre biológica era una niña con Síndrome de Down

Desde niña supe que había algo en mí distinto al resto de mi familia, padres, hermanos…Ellos son de piel oscura y yo soy muy blanca. Siempre les preguntaba por qué  yo era tan distinta hasta que un día mis padres me contaron que yo había sido adoptada al nacer y que mi madre biológica era una niña con Síndrome de Down. Ella me había tenido de lo que ellos denominaron ‘una manera fea’. Eso era, tras sufrir abusos sexuales.

 Al ser  muy discapacitada, no podía cuidarme ni tan siquiera trabajar para sacarme adelante. Entonces, le pidió a mi papá que se hiciera cargo de mí cuando diera a luz y que me criase. Mi familia adoptante es de Aberystwyth y mi madre biológica de Caernarfon, así que las dos familias perdieron el contacto después de mi adopción. 

Cuando supe que había sido adoptada al nacer, me quedé helada y lo primero que me vino a la mente fue la pregunta de por qué motivo mi madre biológica no me amaba. Pero mis padres me ayudaron a entender que me amaba tanto que por ese motivo me había entregado en adopción a una familia que podía darme más cosas de lo que ella sería capaz. Sabía que con ellos sería feliz y quería lo mejor para mí. 

Recuerdo un día en que unas chicas se mofaban de mí porque habia sido concebida en una violación. Yo les dije que mi padre no era el violador sino la persona que había aceptado criarme, cuidarme y sacarme adelante y que mis padres me habían escogido a mí con mis circunstancias cuando accedieron a adoptarme.  

Yo siempre he sabido que la vida de una persona vale igual que la de otra sin importar como han sido concebidas. Yo ahora entiendo que mi madre biológica me entregara en adopción y, aunque no la veo mucho, la quiero y valoro que me diera el regalo de la vida. 

Yo siempre me he llevado muy bien con mis hermanos y ni ellos ni mis padres me han tratado de un modo distinto por ser adoptada. Los padres son quienes te cuidan y aman, no quien te concibe.

Saber que fui adoptada y concebida en violencia, ha hecho que tenga muchas ganas de adoptar muchos niños y de hacerles un bien como hicieron mis padres conmigo. De momento, suelo ir con mi madre a cocinar a un hogar cerca de nuestro campo.

Por Naome Noreia, Gales

(La imagen es ilustrativa)

Salvar El 1



Comentarios cerrados.