Continúan labores humanitarias y sociales de la Iglesia en zonas afectadas por fenómenos naturales

Continúan labores humanitarias y sociales de la Iglesia en zonas afectadas por fenómenos naturales

“Sin descuidar labores elementales de proveer alimentos, medicinas, agua, vestido, así como productos de higiene. Se inició la etapa de rehabilitación en las zonas afectadas por los fenómenos naturales recientes y en estas semanas se iniciarán los trabajos de reconstrucción para los hermanos necesitados”, afirmó Mons. Alfonso Miranda Guardiola, Secretario General de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), en conferencia de prensa.

Aclaró que esta rehabilitación se ha iniciado con los aportes económicos de las donaciones del país y otras iglesias hermanas para zonas de Tehuantepec, Mixes, Tapachula y Morelos: “Son apoyos para las labores de sus comunidades y apoyo directo a los lugares más necesitados ubicando las afectaciones y sus alcances para hacerles llegar recursos”.

En este sentido, reconoció que todavía hay poblaciones que no han sido ni siquiera visibilisadas debido a su lejanía como el caso de Paricul, Chaipas, Huamuchil, Oaxaca así como Copalillo y Tlaxcoxochitlan en Guerrero: “Se están dando recursos para aquellas diócesis con más carencias para continuar con sus trabajos pastorales, así como estrategias psicoemocionales en casos de estrés postraumático, equipos de capacitación para atención a víctimas y centros de escucha que darán servicios permanentes”.

En las reconstrucciones mencionó-Miranda Guardiola-se tiene planeado espacios culturales, parques recreativos, juegos para niños y parques deportivos: “también se hará un referente a las necesidades sacerdotales como casas parroquiales y el estado de salud de los ministros sagrados, también se tiene un proyecto de medios de vida para las fuentes de ingreso en la producción de alimentos, pesca, ganadería y el fortalecimiento de las oficinas de comunicación de las diócesis afectadas para que emitan información y ayudar a dar seguimiento a las labores”.

En estos trabajos también habrá espacios de rehabilitación en la recuperación de espacios educativos para el traslado de comunidades religiosas para la evangelización y, ofrecer estrategias de recuperación en favor de los colegios privados eclesiales y no eclesiales para no dejar de ofertar estas acciones educativas, explicó el Secretario General de la CEM.

Sobre la información de los templos dañados en todo el país, Mons. Miranda puntualizó que son aproximadamente 996 en 19 diócesis: “Se está recaudando información de todo tipo para entrar en contacto con la Secretaria de Cultura y Turismo y otros organismos internacionales. Hasta el momento ya se envió ayuda a Valle de Chalco y Tehuantepec para la rehabilitación de templos además se busca la vinculación con las oficinas de gobierno”.

Con respecto a las donaciones del Papa, Mons. Miranda aclaró que serán enviados a los lugares necesitados través de un análisis del consejo de presidencia: “También llegaron 25 mil dólares de ayuda inmediata de la Iglesia necesitada y se destinaron a Tehuantepec. Otros 20 mil euros se enviaron a Mixes, Oaxaca y 12 mil euros a Tapachula”.

Asimismo, el secretario general de la CEM explicó que la misión de la Iglesia es la evangelización: “Nuestras labores van de la mano de la reconstrucción del tejido humanitario y espiritual y elevar el impulso del desarrollo de los pueblos”.

TRABAJOS DE RECONSTRUCCIÓN

En lo particular, el P. Rogelio Narváez, Secretario General de la Comisión Episcopal para la Pastoral Social-Caritas (CEPS), aclaró que los recursos económicos para las reconstrucciones se obtendrán de otras caritas de otros países, así como con los recursos con los que se cuenta, así como de algunas financiadoras. “Hasta el momento la colecta nacional es de 7 millones 300 mil pesos que se destinarán a las construcciones de centros comunitarios que podrán utilizar para comedores públicos, celebraciones eucarísticas, apostolados y capacitación”.

Ante esta situación, el P. Narváez adelantó que desde caritas y el equipo de emergencia y con el apoyo de la SEGECEM: “Se implementarán las herramientas necesarias para que la iglesia pueda tener protocolos de estrategias de emergencias y reducción de riesgos y,  se elaborarán los protocolos de crisis y emergencias ante los eventos futuros en cualquier lugar del país o fuera avalado por la instituciones gubernamentales y se coadyuvará con los diferentes organismos empresariales y la sociedad civil”.

REALIDAD DE OBISPOS Y SACERDOTES EN ZONAS AFECTADAS

El Secretario Ejecutivo de la CEPS-Caritas dio a conocer que en lugares como Tehuantepec y juchitan los sacerdotes viven a la intemperie junto con las comunidades: “En zonas como Juchitan, Matías Romero hay sacerdotes damnificados. En el caso de Morelos de 30 a 33 municipios dañados un 60 por ciento de sacerdotes duermen en casas prestadas o a la intemperie”.

Por Sergio Estrada

 

Publicado en El Observador de la actualidad



Comentarios cerrados.