Ojos para ver a Dios

San Teófilo de Antioquía escribía a Autólico: “Si tú me dices: ‘Muéstrame a tu Dios’, yo te responderé: Muéstrame primero qué tal sea tu persona. Muéstrame si los ojos de tu mente ven, si los oídos de tu corazón oyen. Entonces te mostraré a mi Dios”. A esta respuesta de un Doctor de la...

Escuchar con devoción y proclamar con valentía

Dos personas fueron al cine a ver una película movidos por la publicidad; días después, al pasar frente a un aparador, vieron un libro titulado “La Biblia”, y comentaron: Tuvo tanto éxito la película que hasta escribieron la novela. Esta anécdota, aunque no exenta de malevolencia, manifiesta una...

Cómo y para qué leer la Biblia

La Iglesia nos recomienda y exhorta a leer la santa Biblia. ¿Qué espera la Iglesia de nuestra lectura? Nosotros ¿qué buscamos cuando nos acercamos a la Sagrada Escritura? Porque podemos buscar y esperar muchas cosas. Podemos buscar “vidas edificantes” y, quizás, nos llevemos una decepción, porque...

La Biblia, fuente pura y limpia de vida espiritual

Que todos los fieles tengan “fácil acceso a la Sagrada Escritura” pidió el Concilio Vaticano II y, para ello, mandó que se hicieran traducciones “exactas y adaptadas” en diversas lenguas con notas “que verdaderamente expliquen” sus contenidos. En América Latina se ha cumplido este deseo....

Decálogo para leer con provecho la Palabra de Dios

1. Nunca creer que somos nosotros los primeros que han leído la Santa Escritura. Muchos, muchísimos a través de los siglos la han leído, meditado, vivido, transmitido. Los mejores intérpretes de la Biblia son los santos. 2. La Escritura es el libro de la comunidad eclesial. Nuestra lectura, aunque sea a...

« Artículos anteriores Artículos siguientes »