Sobre el aborto: pecado y perdón

Para la Iglesia católica, buscando ser fiel a Jesucristo, cuyo Evangelio ilumina y enriquece un sano y pleno sentido del ser humano, todo aborto provocado es pecado grave, no hay razones que lo justifiquen, ni siquiera cuando el feto viene con malformaciones genéticas o cuando se trata de una violación;...

Oración para pedir la Indulgencia para los que no pueden comulgar ni confesarse

Dios Padre bueno y eterno, En este Año de la Misericordia al que nos llamas, queremos pedirte en nuestra condición, nos concedas tu Indulgencia, que aunque no podemos recibir la absolución, ni la comunión, no porque no queramos (tú más que nadie sabe cuánto lo anhelamos), sino porque nuestra...

Continúa el Sínodo

Continuamos en el Sínodo, ahora en la segunda de tres semanas. Como sabemos, el tema es la vocación y misión de la familia en el mundo actual. Lo ordinario es que la familia haya sido para muchos un regalo precioso, así como cada persona un regalo para la familia. No dejará de haber hechos negativos o...

La gratuidad y la gratitud del espíritu navideño

Se acerca el momento de los buenos deseos, de los días impregnados de un singular clima poético, donde la mística y las emociones acrecientan su espacio de recuerdos y añoranzas. Tanto es así, que resulta imposible permanecer impasible ante la abundancia de signos litúrgicos y no litúrgicos, que nos...

Mentes retorcidas

Hay mentes retorcidas, llenas de rencores, de odio, de malicia. Mentes que buscan una y otra vez cómo golpear al otro, cómo hundirlo, cómo terminar con él. Mentes que razonan incansablemente, a veces desde muchos estudios y un excelente coeficiente intelectual, para encontrar argumentos con los que...

El mundo tiene que reconciliarse

Todos con voz. El mundo tiene que reconciliarse. Está bien que evitemos las catástrofes, que suspendamos las luchas, que potenciemos aquello que nos une, pero la mayor victoria humana se producirá el día en que se reconcilien los ánimos de todas las gentes. La cultura de la reconciliación es el único...