lunes, julio 16, 2018
Home > Análisis > Sobre la posición de la Iglesia con respecto de Garabandal

Sobre la posición de la Iglesia con respecto de Garabandal

Clarificaciones acerca de los podcast de Alejandro Bermúdez, publicados en “Punto de vista”

Alejandro Bermúdez —director de ACI Prensa y conocido apologeta católico— publicó dos podcasts, los días 11 y 18 de junio de 2018, en su programa «Punto de vista». En esos audios hacía referencia a las supuestas apariciones de San Sebastián de Garabandal y aludía también a la película «Garabandal, solo Dios lo sabe». Frente a estas declaraciones, la Oficina de Prensa de «Mater Spei» —productora y distribuidora del film— se ve obligada a hacer algunas clarificaciones.

En el podcast del 11 de junio de 2018, el señor Bermúdez afirmó —y citamos textualmente— que: «La Iglesia se ha manifestado negativamente sobre estas apariciones». Al ponernos en contacto con él para explicarle el error en que se encontraba, su respuesta no estuvo a la altura de alguien que se considera un defensor de la verdad, ya que manifestó que había hablado basándose en «su opinión», a la cual «tenía derecho».

A esto hay que responder que, después de escuchar el testimonio de los que estuvieron allí y ver los frutos espirituales que muchos testigos refieren, uno puede ser de la opinión de que Garabandal puede ser una aparición verdadera. Otro, en cambio, puede ser de la opinión de que, mientras la Iglesia no lo apruebe, prefiere no ir. Ambas opiniones son correctas. Y si el señor Bermúdez se hubiera limitado a decir algo así, ciertamente, tenía derecho a hacerlo. Pero debemos afirmar que, cuando una persona difunde datos erróneos y se niega a corregir cuando se le ofrece la verdad, esa persona no está compartiendo una opinión, sino que está difamando. Garabandal no está condenado. Garabandal está todavía a la espera del juicio definitivo de la Iglesia. Esa es la verdad.

Lo que sí sabemos con seguridad es que la Iglesia no ha encontrado error doctrinal en los mensajes de Garabandal. Así lo ha afirmado el Obispado de Santander en repetidas ocasiones, por ejemplo, en la nota de Mons. Eugenio Beitía del 8 de julio de 1965: «(Los mensajes) contienen una exhortación a la oración y al sacrificio, a la devoción eucarística, al culto de Nuestra Señora en formas tradicionalmente laudables». Por lo tanto, está fuera de lugar que, en el mismo podcast, el director de ACI Prensa atribuya a Garabandal los errores del milenarismo, condenado por la Iglesia. Como tampoco es correcto que relacione Garabandal con ciertos grupos que han hecho bandera de Garabandal, manipulando indebidamente el contenido de sus mensajes.

Posteriormente, en el podcast del 18 de junio de 2018 (publicado precisamente en el aniversario de la primera aparición del Ángel a las niñas), Alejandro Bermúdez comenta prolijamente un obsoleto documento del año 1970, atribuido a la Sagrada Congregación de la Doctrina de la Fe. Obsoleto, porque, con fecha posterior a 1970, se sucedieron acontecimientos, gestos y publicaciones oficiales del Obispado de Santander que modificaron completamente el panorama en el que se encontraba Garabandal. Por lo tanto, juzgar Garabandal a día de hoy en base a un documento de 1970, sería tanto como juzgar a San Pedro en función de sus negaciones del Jueves Santo, sin tener en cuenta su arrepentimiento posterior, su vida santa y su muerte martirial. Todos estamos de acuerdo en que sería un juicio inicuo.

Señalamos —a modo de ejemplo que no pretende ser exhaustivo— los siguientes ejemplos de acontecimientos sucedidos con posterioridad al año 1970, y que corrigen el texto comentado por el señor Bermúdez:

– 1980: Mons. D. Juan Antonio del Val, antiguo miembro de la comisión de estudio de los hechos de Garabandal y obispo de Santander desde 1971, otorga a Conchita González, una de las supuestas videntes, el permiso para conceder una entrevista a la BBC de cara a la realización de un documental de la importante cadena británica sobre las apariciones de Garabandal.

– 1981: Mons. Juan Antonio del Val, antiguo miembro de la comisión de estudio de los hechos de Garabandal y obispo de Santander desde 1971, levanta las prohibiciones que se habían pronunciado, para que sacerdotes y religiosos pudieran visitar Garabandal, y todas las demás prohibiciones que se referían a la difusión de los mensajes.

– 1983, 30 de mayo: El doctor Luis Morales Noriega —médico psiquiatra que formaba parte de la comisión nombrada por el Obispado de Santander para el estudio de los hechos de Garabandal— se retracta en pública conferencia de su antigua posición contraria a las apariciones. Realiza esta declaración con el permiso del entonces obispo de Santander, Mons. Juan Antonio del Val Gallo, que —como hemos señalado— también fue miembro de esa comisión de estudio. Este hecho supone que dos miembros de la comisión corrigen su postura precedente y se manifiestan favorables a la sobrenaturalidad de los acontecimientos. 

– 1992, 28 de noviembre: El Card. Joseph Ratzinger, prefecto de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe, aconseja al entonces obispo de la Santander no cerrar el caso, sino mantener la declaración de «no consta sobrenaturalidad», lo cual, teológicamente, no significa condena, sino falta de certeza tanto para afirmar como para negar.

– 2007, 7 de mayo: Mons. Carlos Osoro, que durante años había sido estrecho colaborador de Mons. Del Val, en calidad de administrador apostólico de la diócesis de Santander escribe al señor Ed Kelly: «Estoy seguro de que el próximo obispo promoverá los estudios para que se examinen con mayor profundidad los sucesos de Garabandal. He conocido conversiones auténticas [en Garabandal]. Ante estos sucesos, ¿cómo no sentir la necesidad de abrir siempre nuestro corazón a nuestra Madre María?… Les animo a seguir manteniendo esa devoción».

Además de todo esto, «Mater Spei» —como representante legal de la película «Garabandal, solo Dios lo sabe»— quiere hacer otra precisión. El señor Bermúdez nos acusa de haber realizado esta película tratando de aprovecharnos del «morbo» que tiene el supuesto mensaje profético de Garabandal. Informamos al señor Bermúdez que la película «Garabandal, solo Dios lo sabe» no hace ninguna alusión a esa dimensión profética —es decir, no hace alusión a los supuestos acontecimientos «aviso, milagro y castigo» anunciados— más allá de lo que de ellos dicen los dos mensajes (llamémosles «oficiales») del 18 de octubre de 1961 y del 18 de junio de 1965, mensajes estos en los que —señalamos nuevamente— la Iglesia no ha encontrado error doctrinal. Cuando planteamos la realización de este film, lo hicimos conscientes de que esta película no tiene como misión explicar ni interpretar lo que sucedió en Garabandal. Simplemente quiere poner en imágenes lo que cualquier testigo vivió en esos momentos en la aldea. Por eso, hay muchos temas que hemos preferido dejar fuera, porque todavía tienen que ser objeto de un estudio más detenido por parte de la Iglesia, a cuyo juicio siempre nos hemos remitido.

Más información sobre la posición de la Iglesia con respecto de Garabandal en este link: https://www.peliculagarabandal.com/garabandal/que-significa-non-constat

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.