La vanidad no es la verdad

Tal grado de desfachatez alcanzan algunos anuncios comerciales que no se sabe si es fruto de la incultura, la  inorancia o la vanidad de sus promotores (dicho esto con toda delicadeza), porque escrito o hablado más burdamente, creo que expresaría con más autenticidad la realidad que se quiere tergiversar...

La lógica del más allá

Me parece necesario, más aún imprescindible, al menos para un cristiano, estudiar en profundidad la fe que profesa, para poder  responder a tantos interrogantes que la inteligencia humana, medianamente cultivada, se pregunta, por ejemplo, acerca de si hay vida y vida eterna, después de la muerte. La...

Perfeccionar el amor

El amor en el matrimonio es siempre un camino de descubrimiento. La escasa experiencia que se adquiere durante el tiempo del noviazgo, más o menos largo, puede resultar insuficiente para poder afrontar los retos de una vida en común. Es cierto que el amor es lo primero que impulsa a dar ese paso, pero no...

Buscadores de lo auténtico

Es triste comprobar que muchas conductas juveniles y no tan juveniles, están como sumergidas en un mundo de  fantasía que les resulta atractivo, pero no llegan, o no quieren percibir, que sus comportamientos están influenciados por teorías erróneas que les hacen sentirse fascinados,  aunque nunca...

Conductas diabólicas

Parece que los medios de comunicación nos tienen que dar noticia de todos los sucesos que ocurren en las ciudades, sean agradables o desagradables –quizá más de los desagradables, por aquello de que el morbo suele interesar mucho a algunas gentes-. Se repite lo sucedido una y otra vez, con fotografías...