Cómo y para qué leer la Biblia

La Iglesia nos recomienda y exhorta a leer la santa Biblia. ¿Qué espera la Iglesia de nuestra lectura? Nosotros ¿qué buscamos cuando nos acercamos a la Sagrada Escritura? Porque podemos buscar y esperar muchas cosas. Podemos buscar “vidas edificantes” y, quizás, nos llevemos una decepción, porque...

La Biblia, fuente pura y limpia de vida espiritual

Que todos los fieles tengan “fácil acceso a la Sagrada Escritura” pidió el Concilio Vaticano II y, para ello, mandó que se hicieran traducciones “exactas y adaptadas” en diversas lenguas con notas “que verdaderamente expliquen” sus contenidos. En América Latina se ha cumplido este deseo....

Decálogo para leer con provecho la Palabra de Dios

1. Nunca creer que somos nosotros los primeros que han leído la Santa Escritura. Muchos, muchísimos a través de los siglos la han leído, meditado, vivido, transmitido. Los mejores intérpretes de la Biblia son los santos. 2. La Escritura es el libro de la comunidad eclesial. Nuestra lectura, aunque sea a...

Apocalipsis

De las Sagradas Escrituras, es el libro del Apocalipsis el que más curiosidad despierta porque en nuestro lenguaje las palabras apocalipsis y apocalíptico evocan, aunque de manera impropia, la idea de una catástrofe inminente, y porque los temas escatológicos, por el misterio que los envuelve, siempre...

El catecismo, ¿para quién?, ¿para qué?

Cuando oímos hablar de catecismo nos referimos a los niños y a su preparación para recibir los primeros sacramentos. Con la celebración de la primera comunión pensamos haber “salido del compromiso”, y no volvemos a hablar del asunto. Pero nos equivocamos, porque la catequesis es asunto de toda la...

Dar la vida

¿Merece la pena dar la vida por otro? ¿Acaso no es mejor buscar el propio interés, servirse a sí mismo, disfrutar de los pequeños placeres de la vida y, a lo sumo, cumplir con los deberes cívicos que me impone la convivencia? Si todos adoptásemos esa manera sutilmente egoísta de vivir, pero sin dejar...

« Artículos anteriores Artículos siguientes »