viernes, marzo 22, 2019
Home > Espiritualidad > Reflexión > Tercer mandamiento: Santificarás el día del señor

Tercer mandamiento: Santificarás el día del señor

¿Es pecado no ir a misa? Padre, no pude ir a misa como un mes y medio por que no tenia tiempo por muchas cosas de la escuela; casi ni dormía ni comía por terminar mis tareas, y pues me la pasaba también el fin de semana haciendo tareas. ¿Es necesario que me confiese por ese tiempo que no fui a misa? Gracias  de antemano padre. Atentamente Rosa.

Me ha llegado este comentario a mi correo y quiero responder con este artículo ya que hay algunos que se confiesan por no ir a misa y otros no. Al parecer este tercer mandamiento de la ley de Dios ya no les dice nada a aquellos que no se confiesan de no ir a misa. Como recordarán en el primer artículo sobre los mandamientos hablamos del relativismo religioso, que es aquella forma de tomar  la religión sin importancia. Pareciera que les es lo mismo ir a misa o no, comulgar o no comulgar, llegar temprano o llegar tarde, confesarse o no confesarse, hacer oración o no hacer. Todo eso les parece relativo, sin valor. Pero antes de seguir reflexionando sobre este mandamiento le contesto a Rosa por este mismo medio.

Estimada Rosa, cuando uno no cumple alguno de los mandamientos de la ley de Dios hay que corregir esa acción y confesar la falta. Tal vez tengas como excusa los estudios y trabajos escolares, pero eso no justifica que tú, como católica dejes de ir a misa. Mejor aun, deberías organizar tu tiempo y participar de misa y aprovechar los momentos de reflexión y meditación. La misa, además de que te conecta con Dios te trae beneficios espirituales que muy bien puedes aprovechar en tus estudios. La misa no dura mucho tiempo y bien podrías organizarte una hora a la semana para no dejar de participar. Espero que lo reflexiones, te confieses y te disciplines para que en el futuro no vuelvas a faltar.

La Iglesia en el catecismo y en el derecho canónico dice sobre la misa lo siguiente: Catecismo: No. 2192 ‘El domingo ha de observarse en toda la Iglesia como fiesta primordial de precepto. Derecho: Canon: 1246, 1 y 1247.). ‘El domingo y las demás fiestas de precepto, los fieles tienen obligación de participar en la misa’.

Si somos personas que decimos creer en Dios, creer en la religión católica, debemos apegarnos y cumplir con lo que nos dictan sus normas. La religión se rige por preceptos y normas que hay que cumplir por disciplina y por beneficio personal de cada uno. En la medida que uno corresponda a dichas normas se podrán obtener bienes espirituales necesarios para la vida. El participar del culto es obligatorio y en el caso de los católicos debemos de participar de misa los domingos que es el día en que resucitó Cristo Jesús. El precepto de oír Misa puede cumplirse el sábado por la tarde. Lo mismo en las vísperas de las demás fiestas de precepto.

Faltar también a este mandamiento es cuando se llega tarde a Misa. Si se llega tarde, la misa no vale. Quedan excusados de ir a Misa los que tienen algún impedimento ya sea una enfermedad que no permita salir de casa, un viaje que no te dé tiempo de oírla, el vivir lejos de la iglesia más cercana, una ocupación que no puede abandonarse y no tienen quien los sustituya. Pero para saber cuándo tenemos un motivo razonable que nos excuse de ir a Misa lo mejor es consultar con un sacerdote.

Hasta la próxima.

Twitter: @ModestoLule