Home > Actualidad > ¿Tendrías el coraje de decir que están mejor muertos?

¿Tendrías el coraje de decir que están mejor muertos?

Yohanka, mujer cubana residente en los Estados Unidos cuyo único hijo fue concebido en una violación incestuosa, dirige este escrito a la actriz Ashley Judd que, tras quedar embarazada en una violación, abortó al hijo que esperaba y hoy hace apología en Redes Sociales sobre el aborto en estos supuestos excepcionales.

“Primero, me gustaría decirle que lamento lo que le ha sucedido. Sé muy bien cómo se siente y las heridas y cicatrices que deja la violación en el alma. También siento que haya prometido boicotear al Estado de Georgia debido a la aprobación de la Ley de latido del corazón (heartbeat) que prohíbe el aborto una vez se detecte el latido del corazón del bebé.

Yo también tuve acceso a un aborto legal en Cuba donde mi padrastro abusó de mí sexualmente cuando era niña y me violó cuando me convertí en una dama. Como consecuencia, a la edad de 13 años quedé embarazada. Él me llevó a abortar para cubrir su crimen de esta manera y fue capaz de continuar, así, con las violaciones. No mucho después, volvió a embarazarme y, por supuesto, una vez más me llevó a abortar. Esta vez los médicos se negaron, ya que mi aborto anterior había sido muy reciente y era muy joven. Afortunadamente, el 21 de noviembre de 1990 nació mi hijo.

La razón por la que lamento que haya dado este paso es porque mi aborto cumplió tres propósitos y ninguno fue positivo.

Lo primero fue ocultar el crimen de mi padrastro. El segundo fue victimizarme más, ya que el aborto deja cicatrices que no podemos negar. Nunca he sabido de una mujer que haya   celebrado el hecho de que va a asesinar a su hijo, independientemente de las circunstancias en que se haya concebido. Sin embargo, el tercero y más importante es el hecho de que el aborto sesgó la vida de un ser humano inocente.

También lo siento porque, según sus estándares, mi hijo, que tiene 28 años y tiene una hermosa familia, no debería estar vivo y, por lo tanto, tampoco debería hacerlo mi nieto.

Pude curarme de la violación y el aborto, pero si también hubiera abortado a mi segundo hijo, hoy no sabría qué es ser madre ya que nunca pude volver a concebir.

Ashley, espero que tú también hayas podido curarte tanto del aborto como de las violaciones, pero, por favor, luchemos para castigar a los violadores. Esto significa que no sólo reciban un castigo más severo que el que reciben actualmente, sino también que sus derechos paternales sobre el hijo concebido en la violación sean impensables.

Sólo mira estas caras, la de mi hijo y mi nieto, ¿tendrías el coraje de decir que están mejor muertos?

Nota: Yohanka Reyes es cubana pero reside en Estados Unidos donde dirige un centro de ayuda a mujeres con embarazos de riesgo. Está casada, es madre y abuela.

https://www.linkedin.com/in/yohanka-reyes-8716b7133

Artículo original: http://salvarel1.blogspot.com/2019/07/solo-mira-estas-caras-la-de-mi-hijo-y.html

Por Davir Arboix / Salvar el 1