¡Es mi bendición que ha salido de una situación nefasta!

¡Es mi bendición que ha salido de una situación nefasta!

Mi madre siempre trabajó mucho para costear las facturas y gastos que teníamos. ¡Quiero a mi madre con todo mi corazón! No sólo era mi madre sino uno de mis mejores amigos.

No quiero entrar en más detalles porque sigue siendo un tema delicado, pero me violaron y yo conocía al violador . Entonces fue cuando dejé de contarle todo a mi madre. Me sentía culpable y sucia, como si fuera mi culpa.

Y quedé embarazada de esa violación a la edad de 16 años ¡Tenía tanto miedo de decirselo a alguien! Sólo hablé con mi mejor amiga de la escuela; ella era la única que sabía lo que pasó. Mantuvo mi secreto.

Todavía vivía con mi madre en ese momento, pero ella ni siquiera sabía que estaba embarazada. Siempre llevaba ropa holgada para que no se me notará el embarazo. Yo consideré el aborto, pero no podía hacerlo, sólo la idea me hacía llorar. Pensé en la adopción pero no podía pasar por ella sabiendo que alguien más estaba cuidando de mi bebé. La única cosa que sabía que iba a hacer era cuidar de mi bebé y ser una madre adolescente no importara lo difícil que fuera o qué sacrificios tuviese que hacer.

Además de mi amiga nadie más sabía que estaba embarazada hasta que llegué a las 25-26 semanas de embarazo. No tuve cuidado prenatal hasta ese momento porque estaba muy asustada.

Tuve un niño el 15 de noviembre de 2008 – Lo llamé Lloyd Allen Hansen. ¡Es mi bendición que ha salido de una situación nefasta! ¡Es la mejor cosa en mi vida, además de mi familia! Ahora tengo 25 años y este año cumplo 26. Mi hijo cumple 9 años y tiene 4 hermanos y un padrastro que lo ama, al igual que si fuera suyo propio.

Lisa



Comentarios cerrados.