jueves, septiembre 20, 2018
Home > Análisis > ACN-México y su 1ª. Noche de los Testigos

ACN-México y su 1ª. Noche de los Testigos

La 1ª. Noche de los Testigos en México logró unir en oración a más de tres mil personas de diferentes ciudades por la unidad y la paz en México y del mundo. Los asistentes en Morelos, Guadalajara y Morelia, siembran un precedente para continuar con nuestra misión de orar, ser puente de caridad, informar y unirnos entorno a los cristianos perseguidos; por la Iglesia que más sufre y nos necesita; por la violencia en México y la paz de nuestra tierra.  Gracias por acompañarnos y unirse a nuestra intención.

Lamentablemente debido al sismo de 7.2 registrado en la Ciudad de México, La Noche de los Testigos fue cancelada por instrucciones de Protección Civil, pero confiamos en que pronto podamos llevarla a cabo.

El apoyo recibido por los obispos de las diferentes diócesis fue fundamental para efectuar estas celebraciones.

Nuestros tres testigos: Monseñor Antoine Chahda, obispo de Alepo, la Hermana Mari Luz Roa, de origen mexicano viviendo en Sierra Leona y María Herrera, madre de 4 hijos desaparecidos en México, en cada una de sus exposiciones lograron sensibilizar y concientizar sobre las situaciones que la Iglesia necesitada atraviesa, en las cuales vemos reflejadas el dolor acompañado de la misericordia, la fe y la esperanza.

Además al término de cada noche eran reconocidos con grandes muestras de cariño y buenos deseos para continuar con su misión. “Me han llenado de mucho amor y fortaleza para seguir en mi búsqueda, hubo quienes me dijeron que los tomara como hijos; reunirme con cada una de estas personas me da impulso”, dijo María. “Yo vine a pedirles oración por todas las mujeres de Sierra Leona que son beneficiadas con el trabajo de mi comunidad, soy testigo de que la oración puede trasformar los corazones. Por la oración, diez de mis hermanas que estuvieron secuestradas en la guerra civil, volvieron luego de tres días, sin un rasguño”, expresó la hermana Mariluz Roa.

“Es momento de acabar con el odio, la indiferencia y guerra, en Alepo queremos la paz”, eso recalcó en su mensaje Monseñor Antonio Chahda, quien conmovido en todo momento por la devoción mexicana a la guadalupana, agradeció una y mil veces la llegada de la Virgen de Guadalupe a Alepo, el 12 de diciembre del 2016, enviada desde México, puesto que ese día el Estado Islámico abandonó la ciudad, el hecho es catalogado como un milagro de la Virgen Morena.

La 1ª. Noche de los Testigos recordó a los mártires del siglo XXI que han perdido la vida por no renunciar su fe y recordó que en México, en el 2016 murieron asesinados 28 sacerdotes, religiosas y laicos que formaban parte de esas personas que denuncian a gritos la injusticia, la discriminación, la corrupción y la pobreza, en el nombre del Evangelio.

La Noche de los Testigos estuvo enmarcada por la iluminación de rojo de la Catedral de Morelia que, luciendo imponente su belleza, marcó desde hoy el rechazo hacia el derramamiento de sangre de más cristianos perseguidos y de la violencia en México.

La Catedral de Cuernavaca fue muestra de que a pesar de las contingencias por el daño ocasionado por los sismos del año pasado, la calidez de su comunidad está interesada en solidarizarse con los que sufren. En tanto, en la Ciudad de Guadalajara, la majestuosidad del Templo Expiatorio fue el escenario ideal para dejar una huella de los perseguidos. No podemos más que agradecer a cada uno de los que nos acompañaron e invitarlos a que juntos sigamos orando y trabajando unidos por la iglesia que sufre. Los esperamos en la próxima edición.

Julieta Appendini

Directora de ACN-México