«¿Buscas a Jesús, el crucificado? No está aquí. Ha resucitado»

Una semana al año un fenómeno se deja ver en los rincones del mundo. Miles de jóvenes se levantan con valentía y furor por la lucha, por una conquista, por un reino. La comodidad que los ataba como cadenas ya impregnadas en sus carnes ha desaparecido. Dejan sus hogares, no con tristeza, como se hubiera...