Una verdadera Navidad

Una verdadera Navidad

Es común que los medios de comunicación nos hagan una idea equivocada de lo que es la navidad.

Navidad es la fecha que tenemos para celebrar el cumpleaños de Jesús.

¿Alguna vez han asistido a una fiesta de cumpleaños donde no asiste el festejado? Pues eso es lo que sucede en las familias de estos tiempos, celebramos sin invitar al festejado.

A los católicos a veces nos da pena que los demás vean que somos practicantes y preferimos hacer lo que todos hacen sin darnos cuenta que el mundo necesita de nuestro testimonio para ver que aún hay familias que hacemos las cosas al estilo Católico.

Aquí están mis 5 Tips para vivir una verdadera Navidad.

PRIMERO. EXPLÍCALES QUE ES LA NAVIDAD.

Es muy importante que en esta octava de Navidad, platiquemos con nuestros hijos para aclarar las dudas que tengan ya que los medios de comunicación y las grandes empresas se empeñan en imponernos falsos sentidos para este gran acontecimiento.

Sin Jesús no habría Navidad y es el quien debería recibir los regalos. Nuestros hijos aún están a tiempo para hacerle alguno.

Mis hijos, a pesar de que ya tienen 12, 13, 14, 15 y 17 años siguen deseando que llegue navidad para acoger al pequeño niño que ha nacido para salvarnos en sus corazones y aún les entusiasma pensar que le van a regalar.

Los regalos van desde portarse mejor hasta hacer alguna tarea especial durante todo el año, siempre que sea algo agradable para el festejado.

Para mi esto es muy importante porque quiere decir que siguen teniendo a Cristo en el centro de su corazón.

SEGUNDO. APOYATE EN LAS PELÍCULAS

Sí nuestros hijos están muy pequeños podemos ayudarnos en las películas de caricaturas que hay para que entiendan lo que va a pasar.

También podemos enseñarles nuestro nacimiento para que comprendan que un pequeño niño va a nacer y que el es el centro de la celebración.

Cuando eran pequeños mis hijos, les ponía las historias de la biblia para niños con dibujos muy lindos.

TERCERO. QUE HAGAN UN DIBUJO

Para que los niños aprendan mejor las cosas en necesario que las refuercen, por eso es bueno que hagan un dibujo de lo que entendieron. Así nos podemos dar cuenta que tan claro les ha quedado lo que les hemos dicho.

También les podemos decir que ese dibujo se lo van a regalar a Jesús y que por eso debe quedar muy lindo. Si aún no saben dibujar muy bien, podemos imprimir alguna imagen y que ellos la iluminen.

CUARTO. QUE ARRULLEN AL NIÑO

Aunque sean pequeños, a los niños les gusta cargar al bebé y por eso es buena práctica que se acostumbren a arruyar al niño. Esto los acerca a el y los hace entender que Jesús se ha hecho hombre para salvarnos.

Con mis hijos los he acostumbrado a que debemos cuidar al niño que acaba de nacer con sus buenas obras.

Como tenemos un niño Dios de plástico de un tamaño adecuado para que lo puedan cargar, en la noche buena lo arrullan y le cantan y después cada uno es el encargado de cuidarlo durante cada día de la semana de la octava de Navidad.

Y QUINTO. QUE LE HAGAN UNA CASITA EN SU CORAZÓN.

No importa la edad que tengan nuestros hijos, podemos hacer que preparen y mantengan la casita donde va a vivir el pequeño niño, que es nuestro corazón.

¿Cómo?… Bueno pues, con sus buenas obras y propósitos para el año que entra. Deben tenerlos claros y presentes durante todo el año. Y para eso es bueno que hagamos una lista y la pongamos en un lugar visible para nuestros pequeños y después pongamos una ilustración en blanco con un pesebre o una casita y cada vez que hagan algo de lo que está en la lista pueden iluminar una parte del dibujo.

Con mis hijos, cuando eran pequeños, hasta le pegábamos bolitas de papel, recortes de tela o cualquier cosa que ayudara a que se viera muy lindo, digno del rey que iba a vivir en esa casa.

En realidad lo más importante es que como familia tengamos claro que Jesús vino a salvarnos y se hizo hombre por nosotros y que cada uno debemos darle alojamiento en su corazón para que pueda crecer y así cambie nuestras vidas y las haga agradables a El.

Que Dios nuestro señor nos conceda ser siempre agradables a sus ojos.

Queridos amigos, de todo corazón deseo que en esta Navidad, Jesús nazca en sus corazones y que ahí se quede para siempre. Que sus familias estén llenas de bendiciones y que mamita María los cubra con su manto.

¡Feliz Navidad!

Por Silvia del Valle
@TipsMama5Hijos
@smflorycanto



Comentarios cerrados.